01 800 277 6242   Lun - Vie: 8:00 - 17:30
logo globalstd
blog global std
  18 octubre, 2016   |   Responsabilidad Social  |   Cáncer de mama  |  Mastografía  |  NOM-041  |  
El cáncer de mama y las Normas Oficiales Mexicanas

El cáncer de mama es la causa de muerte número uno en la mujer y corresponde al 23% de los casos incidentes y al 10.9% de la mortalidad por todos los cánceres. Hablamos de una de esas enfermedades que no distinguen entre la población de países desarrollados y en desarrollo, y es el tipo de cáncer con mayor presencia en las mujeres a nivel mundial.

 

En cuanto a la mortalidad por esta enfermedad, sí hay distinciones: estimados de la OMS indican que el 70% de la mortalidad ocurre en países de bajos ingresos debido a los problemas de acceso a diagnóstico oportuno y tratamientos adecuados. En los países en desarrollo, la autoexploración es la medida más empleada para hacer el cribado, debido a esta limitación de recursos. Para el año 2030, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), estima 596,000 casos nuevos y más de 142,000 muertes en el Continente Americano, principalmente en la zona de América Latina y el Caribe.

 

Es por esto que México cuenta con la Norma Oficial Mexicana NOM-041-SSA2-2011, para la prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia epidemiológica del cáncer de mama. Ahí se mencionan las 3 herramientas básicas para promover su detección:

 

1. Autoexploración:

Debe promoverse para que las mujeres la realicen a partir de los 20 años de manera mensual.

 

2. Examen clínico de las mamas:

Promovido para que las mujeres lo lleven a cabo a partir de los 25 años de forma anual.

 

3. Mastografía:

Se promueve para ser realizada en mujeres de 40 a 69 años cada 2 años.

 

La norma oficial en la materia señala que el lapso entre la realización de una mastografía y la notificación del resultado a la paciente, no debe pasar los 21 días hábiles y la cita posterior (en caso de ser referida a una unidad especializada), debe ser antes de dos semanas o 10 días hábiles; esto debe cumplirse al menos en 90% de las mujeres que llegan a esta instancia.

 

Respecto al autoexamen y el examen clínico de la mama, no han mostrado que reduzcan la mortalidad, pero deben recomendarse porque permiten crear conciencia del problema y hacerse responsables de su detección y tratamiento oportunos.

 

Es indispensable que se exploren estrategias educativas para obtener un conocimiento significativo por parte del personal de salud de la normatividad vigente, para que se promueva la detección oportuna del cáncer de mama. De la misma manera, se deben de buscar estrategias innovadoras para ampliar la cobertura de los programas de tamizaje (pruebas de detección), que garanticen una calidad adecuada y un buen seguimiento a las mujeres.

 

Si cada mujer se autoexaminara, se podrían salvar 1,500 vidas al año, pero al momento menos de la mitad lo hacen. Debido al impacto provocado por el cáncer de mama y como iniciativa de la OMS (Organización Mundial de la Salud), cada año durante el mes de octubre se realizan eventos alrededor del mundo para concientizar e incentivar la autoexploración mamaria y el diagnóstico temprano. A esto se le conoce como “Octubre: Mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama”, y al 19 del mismo mes se le conoce como “Día mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama”. A nivel internacional se promueve el uso de un listón o lazo de color rosa y usarlo es muestra de apoyo moral hacia las mujeres que lo padecen. También hay empresas que cambian el color de su logotipo a rosa, así como organismos gubernamentales y ciudades que se iluminan de este color con la misma intención.

 

Y tú, ¿ya te uniste al movimiento? ¡Vístete de rosa este mes de octubre para apoyar la causa!

 

Deja tu comentario: