01 800 277 6242   Lun - Vie: 9:00 - 18:00
logo globalstd
blog global std
  8 julio, 2014   |   Responsabilidad Social  |   Responsabilidad Social  |  SA 8000  |  
Guía básica de responsabilidad social empresarial

El constante cambio en las sociedades mundiales ha provocado una renovación de consciencias empresariales, haciendo de estas, partícipes en todos los ámbitos, se han vuelto parte de la familia de los colaboradores, en los árboles que dan vida a las grandes urbes, a colocar ese granito de arena que muchas veces hace falta.

 

¿Suena familiar? Claro, estamos hablando de un concepto que ha llegado para ayudar a las empresas a realizar estas labores de una manera organizada: Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

 

Lejos de convertir a las empresas en casas de beneficencia, la RSE busca que estas adopten una postura activa y responsable en torno al impacto de sus acciones, impactos ambientales, económicos y sociales; es hacer negocios basados en principios éticos y apegados a la ley reconociendo los intereses de los distintos grupos con los que se relaciona y buscando la preservación del medio ambiente y la sustentabilidad de las generaciones futuras.

 

La RSE es una visión de negocios que integra el respeto por las personas, los valores éticos, la comunidad y el medio ambiente con la gestión empresarial, independientemente de los bienes o servicios que esta ofrezca.

 

Las empresas tienen la responsabilidad de conocer el entorno en el que operan, deben de conocer en dónde están, qué hay, qué hace falta, en qué pueden ayudar, las leyes y reglamentos y todas las actividades relacionadas directa o indirectamente con la empresa.

 

 

Principios de la Responsabilidad Social Empresarial

Los principios que rigen a la RSE tienen su base en la norma internacional SA 8000, la cual es desarrollada por la Social Accountability International (SAI por sus siglas en inglés), que a su vez tiene su fundamento en la Declaración Universal de Derechos Humanos y la Convención Internacional sobre los Derechos de los Niños de la ONU.

 

  • Trabajo infantil: Prohíbe el trabajo infantil.
  • Trabajo forzoso y voluntario: No se puede exigir a los trabajadores que entreguen sus documentos de identidad ni que paguen depósitos como condición para el empleo.
  • Seguridad y salud: Las empresas deben cumplir con las normas básicas para un ambiente de trabajo seguro y saludable.
  • Libertad de asociación y derecho a la negociación colectiva: Protege los derechos de los trabajadores de formar sindicatos o afiliarse a ellos.
  • Discriminación: No se permite la discriminación por raza, casta, nacionalidad, religión, discapacidad, género, orientación sexual, pertenencia a algún sindicato o afiliación política.
  • Medidas disciplinarias: Prohíbe el castigo corporal, la coerción física o mental así como el abuso verbal a los trabajadores.
  • Horario de trabajo: Establece una semana de 48 horas como máximo con un mínimo de un día libre por semana.
  • Remuneración: Todo trabajo debe ser pagado de acuerdo a las normas legales mínimas y proveer suficientes ingresos para cubrir las necesidades básicas.
  • Sistemas de gestión: Define los procedimientos para la implementación y revisión efectiva para el cumplimiento de la norma SA 8000.

 

Beneficios de ser una empresa con responsabilidad social

Ser una empresa socialmente responsable además de ayudar a la mejora del entorno, también trae grandes beneficios al interior de la misma:

  • Mayor productividad.
  • Lealtad del cliente.
  • Acceso a mercados.
  • Crédito y confianza.
  • Mejor percepción.

 

La adopción de la RSE no siempre es fácil, implica fuerza de voluntad, liderazgo, romper paradigmas o ideas viejas, enfrentarse a la corrupción, conocer las leyes. Sin embargo el ser contar con RSE mejora las condiciones de vida de las comunidades a través de una ruta larga y permanente, una vez que se toma la decisión de ser responsable como empresa no hay vuelta atrás, consideren que una vez que las acciones son hechas, serán mayores los beneficios así como la percepción e imagen que darán al exterior. No es obligatorio convertirse de pronto en una sociedad responsable, sin embargo las cartas están sobre la mesa, las medidas a tomar y las decisiones ayudarán a transformar y convertir a las empresas en entes de cambio.

 

Deja tu comentario: